Aerolíneas

Aeroméxico

Si 40 sobrecargos de las cien que laboran en Aeromar,  dejan esta empresa para ingresar por la vía del fast track a Aeroméxico, de Eduardo Tricio y Valentín Diez Morodo, sin proceso de selección previo, la Comisión Federal de Competencia (Cofece) podría iniciar una investigación y probar, de manera flagrante la colusión de agentes relevantes en la afectación de un tercero, ya que la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA)  tiene en exclusiva y de manera forzosa, el contrato de prestación de esos servicios con Aeromar.

Lo anterior debido a que la ASSA estaría promoviendo una especie de up grade para sus sobrecargos, pasándolos de una aerolínea pequeña a una grande, lo que causaría un grave perjuicio a ambas empresas, señala Excélsior.

Por lo anterior, los titulares de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, y del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, deben dar atención inmediata al caso ya que, de entrada, Aeromar se vería obligada a cancelar 30 por ciento de sus vuelos, dejando incomunicadas a muchas ciudades medias que no tienen otras alternativas aéreas.

Ricardo del Valle, líder de la ASSA, estaría poniendo en peligro a esta fuente de trabajo y a 950 familias que dependen de ella, pese a que sólo tiene dos contratos colectivos (el de Aeroméxico y el de Aeromar), más la vaga promesa de obtener el contrato de la filial Connect.

Pero la afectación no sólo sería para Aeromar, una de las pocas empresas de capital mexicano que aún existen en el sector aéreo y que dirige Andrés Fabre, sino, paradójicamente, también tendría repercusiones negativas para Aeroméxico, que preside Javier Arrigunaga.

Este es un asunto que debiera preocuparle a Edward H. Bastian, el CEO de Delta: aun antes de que termine de concretarse su alianza con Aeroméxico, puede ser responsabilizado de estar incurriendo en prácticas anticompetitivas en el mercado local y en específico, entre México y Estados Unidos.

Así, Aeromar  podría salir gravemente afectada si la idea de Del Valle se llegara a cumplir, inhibiendo la conectividad local y provocando daños a la viabilidad de un competidor de su otro patrón. La otra arista es que Aeromar tiene un convenio de código compartido con United.

Al entorpecer la buena marcha de la alianza entre estas dos, se distorsiona el mercado binacional, al favorecer de forma ilegítima la joint-venture entre Delta y Aeroméxico.

Aeromar

Aeromar inauguró un nuevo vuelo a Puerto Vallarta, que contará con frecuencias diarias partiendo desde la Ciudad de México y Guadalajara, con lo cual refrenda su compromiso de impulsar la conectividad regional y las economías locales.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo de Jalisco, para el periodo vacacional de Semana Santa se espera una ocupación hotelera de más de 80 por ciento para este destino de playa.

En 2016, el flujo de turistas aumentó en 10.7 por ciento, periodo donde este destino recibió cuatro millones de turistas, tres de ellos de origen extranjero y uno más de turistas nacionales.

“En Aeromar confiamos en los destinos turísticos de México, y nos sentimos muy contentos de poder impulsar la economía regional de Puerto Vallarta”, resaltó Andrés Fabre, director general de la línea aérea.

Estimó que esta nueva oferta permita movilizar el turismo nacional e internacional, “por ello, buscamos beneficiar a cerca de dos mil pasajeros mensuales y a quienes buscan hacer negocio en destinos de playa”, agregó.

Aeromar ofrecerá 10 vuelos semanales desde la Ciudad de México y cuatro vuelos redondos diarios desde Guadalajara a Puerto Vallarta en diversos horarios, con lo que sumará en total 25 destinos en México y dos en Estados Unidos, a través de los cuales moviliza alrededor de 600 mil pasajeros anuales.

El director de la aerolínea augura crecimiento para este año, como se informó en NITU.mx. (Aeromar va por crecimiento del 30% en pasaje: A. Fabre).

Reino Unido

Reino Unido se unió a Estados Unidos para evitar que los pasajeros de algunos países de Medio Oriente y de África transporten dispositivos como computadoras portátiles y tabletas en las cabinas de los aviones, como lo dimos a conocer en NITU.mx. (Gobierno de Trump insiste en reprimir a los árabes, ahora restricciones para volar).

Las restricciones afectan a 14 aerolíneas, seis de las cuales tienen como base al Reino Unido.

Al igual que en la unión americana, la prohibición británica abarca los dispositivos electrónicos más grandes que un smartphone.

“Las medidas de seguridad adicionales pueden causar una cierta perturbación tanto para los pasajeros como para los vuelos, y entendemos la frustración que causarán, pero nuestra máxima prioridad siempre será la de mantener la seguridad de los ciudadanos británicos”, aseguró el gobierno en un comunicado.

Las aerolíneas afectadas son British Airways, EasyJet, Jet2.com, Monarch, Thomas Cook, Thomson, Turkish Airlines, Pegasus Airways, Atlas-Global Airlines, Middle East Airlines, Egyptair, Royal Jordanian, Tunis Air y Saudia.

Las regulaciones estadounidenses y británicas afectarán a diferentes países que sirven como punto de partida. Las nuevas restricciones a los vuelos directos al Reino Unido incluyen vuelos desde Turquía, Líbano, Jordania, Egipto, Túnez y Arabia Saudita.

Pero algunos aeropuertos cubiertos por la prohibición estadounidense, como los de Abu Dhabi y Dubai en Emiratos Árabes, el de Doha en Qatar, así como los de la ciudad de Kuwait y Casablanca en Marruecos, no se ven afectados por las restricciones británicas, revela Expansión.

demoras

La Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley de Aviación Civil, que entre otros temas prevé aplicar sanciones a las aerolíneas en caso de demoras imputables a éstas, a pesar de que en reiteradas ocasiones las empresas han argumentado la débil infraestructura aeroportuaria del país, que es en parte causante de estas demoras.

De acuerdo con la reforma, cuando la demora exceda las cuatro horas, el pasajero ya podrá ser indemnizado al cien por ciento, como si se tratara de una cancelación de vuelo. Además de facilitarle transporte sustituto, y beneficios como llamadas telefónicas y envíos de correos electrónicos.

Por su parte, en el Senado se debate que a partir de los 30 minutos de retraso, se compense al usuario con 20 por ciento del boleto; para lo cual, la aerolínea deberá informar en el momento preciso, la demora y la causa de ésta, con el fin de que el viajero pueda exigir su monto y presentar la queja correspondiente a través de los distintos canales, incluidas las redes sociales de las líneas aéreas.

A esto se suma la exigencia por presentar ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, las bitácoras, informes y reportes, con el fin de que las compañías transparenten su operación. Todas las medidas que proponen los legisladores, si bien son en favor del usuario, también es cierto que no atienden del todo la problemática que presenta la aviación nacional.

De acuerdo con la Asociación de Pilotos Aviadores de México (ASPA), en México existe un retraso en infraestructura aeronáutica de entre 10 y 15 años. Los niveles de saturación de terminales como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), contribuyen a los retrasos de los vuelos, lo que con la nueva ley tomará más tiempo justificar a las aerolíneas pero principalmente a la tripulación que opera en ellas.

Por otro lado, desde que se propuso la iniciativa, fue evidente la presión de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) quien además, insistió ante la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), para elevar a 100, el número máximo de horas de vuelo al mes, por parte de los pilotos. Tema que debería ser aprobado por el Congreso, pero que la dependencia cedió y algunas aerolíneas incluso superan el número, como hemos informado en NITU.mx (Pilotos de Volaris acusan explotación laboral).

Para los miembros de ASPA, es preocupante que los legisladores estén más preocupados en hacer leyes en favor de las empresas, en lugar de observar que se cumpla la ley. Todo esto bajo el argumento de garantizar un mejor servicio a los clientes de las líneas aéreas.

restricciones

Medio centenar de vuelos de compañías como Emirates o Turkish Airlines, que operan vuelos directos desde Dubái o Estambul hacia Estados Unidos, tienen 96 horas (cuatro días) a partir del martes a las 07:00 GMT para prohibir a sus pasajeros que embarquen con aparatos electrónicos mayores a un teléfono celular.

Todos esos dispositivos (computadores portátiles, tabletas, consolas, libros electrónicos, lectores de DVD, cámaras de fotos…) deberán incluirse en el equipaje facturado de los aviones, indicaron funcionarios estadounidenses.

“El examen de los servicios de inteligencia indica que grupos terroristas siguen apuntando al transporte aéreo y buscan nuevos métodos para perpetrar sus atentados, como disimular explosivos en bienes de consumo”, explicó uno de ellos.

“Basándose en estas informaciones”, el secretario para la Seguridad Interior, John Kelly, “decidió que era necesario reforzar los procedimientos de seguridad para los pasajeros con salida directa de algunos aeropuertos y con destino Estados Unidos”, agregó otro responsable, sin detallar con qué informaciones precisas contaba Washington.

En total, se verán afectados medio centenar de vuelos diarios de nueve aerolíneas (Royal Jordanian, EgyptAir, Turkish Airlines, Saudi Airlines, Kuwait Airways, Royal Air Maroc, Qatar Airways, Emirates y Etihad Airways) con salida de diez aeropuertos internacionales: Amán, El Cairo, Estambul, Yeda, Riad, Kuwait, Doha, Dubái, Abu Dabi y Casablanca, señala El Economista.

La medida mantendrá la expectativa negativa respecto a las afectaciones al turismo en los Estados Unidos, de la que ya hemos informado en NITU.mx. (WTTC advierte a Estados Unidos las afectaciones que traerán al turismo las medidas de Trump).

vivaaerobus

A VivaAerobus le está dando resultados la renovación de la flota de aviones y el cambio de estrategia comercial, por lo que en 2017 espera mover 17 por ciento de los pasajeros en México; movimientos que ya hemos reportado en NITU.mx(VivaAerobus incrementa su presencia en el mercado).

De lograr esto, la empresa 100 por ciento mexicana y propiedad de Roberto Alcántara, expandirá en 2.7 puntos porcentuales su participación de mercado con respecto a 2016, cuando movió a 14.3 por ciento de los viajeros.

“Nos queremos comer el mercado pero será poco a poco” aseguró Alfonso Collantes, director de Comunicación Corporativa de VivaAerobus.

La mayor cuota de mercado representará para la aerolínea, atender a medio millón de pasajeros más en 2017, lo que transporta anualmente Aeromar o TAR.

En enero de 2017, el tráfico de viajeros de la empresa se incrementó 44.4 por ciento anual, al transportar a 533 mil 500 pasajeros, reporta El Financiero.

Volaris

Por si no fueran pocos los problemas para la aerolínea mexicana de bajo costo, Volaris, habría que agregar la denuncia que hacen sus pilotos por las extenuantes jornadas de trabajo que la línea aérea les obliga a cumplir, las cuales rebasan las 100 horas de vuelo al mes, según pudo saber NITU.mx.

Los capitanes que pidieron no ser identificados, refieren que se vive un terrorismo laboral, pues la experiencia anterior, cuando el gremio se manifestó en contra de los malos tratos, la respuesta fue el despido de 16 pilotos.

Esta información sale a la luz, justo un día después de que el director general de la aerolínea, Enrique Beltranena, anunciara la reducción de la estimación de crecimiento de la empresa para 2017.

En dicho evento, el ejecutivo aseguró que sus pilotos no llegan ni a las 90 horas de vuelo al mes que señala la ley. Comentó que aún en temporada alta, apenas alcanzan 85 horas, sin embargo los pilotos afirman que la cifra se rebasa y por mucho.

Los pilotos que laboran para esta firma, no se encuentran afiliados a un gremio sindical, lo que los deja a la deriva de protección jurídica por parte del gremio, y la aerolínea prácticamente puede exigir lo que sea, o simplemente no hay trabajo, situación que se replica en varias empresas de México, pero en este caso se trata de los responsables de trasladar a miles de viajeros por el aire.

Ley sigue vigente

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo en sus artículos 224 y 225, así como el artículo 82 del Reglamento de Aviación Civil, los pilotos comerciales deben volar un máximo de 90 horas al mes. Dicha ley no ha sido modificada por el órgano Legislativo, aunque la Dirección General de Aeronáutica Civil, que dirige Miguel Peláez Lira, de un plumazo la movió a 100 horas, para cumplir la exigencia de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) que preside Sergio Allard. Sin embargo, mientras no pase por el Congreso, esa nueva orden no se puede aplicar.

La aerolínea ha reportado algunas bajas en las últimas semanas como se informó en NITU.mx. (Volaris cae, pierde 198 mdd en BMV desde el viernes).

Asur

Por primera vez en al menos una década, Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR), que administra los puertos aéreos de Cancún, Mérida y Veracruz, se convirtió en la empresa más rentable entre los tres concesionarios de aeropuertos en México.

El concesionario, que opera las terminales de Cancún, Mérida y Veracruz, se benefició por la llegada de más turistas extranjeros y remodelaciones en el aeropuerto ubicado en Quintana Roo, el cual aporta 75.4 por ciento del flujo de viajeros del grupo.

En 2016 el margen de flujo operativo (EBITDA) de la empresa que preside Fernando Chico Pardo, alcanzó el 71.53 por ciento, una expansión de 72 puntos base contra un año antes.

Con esto, superó el 69.80 por ciento registrado por Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) que hasta el 2015 lideró la rentabilidad del sector.

En tanto, GAP, que administra aeropuertos como el de Los Cabos, Guadalajara y Puerto Vallarta, tuvo una contracción de 1.70 puntos porcentuales en su margen EBITDA.

En términos absolutos, la mejora del margen de ASUR se tradujo en un aumento de casi 55 millones de pesos en su flujo operativo del año pasado, al tiempo que la reducción de GAP significó generar 160.2 millones menos EBITDA.

El dólar fuerte permitió una mayor llegada de pasaje foráneo a Cancún, lo que benefició los ingresos del grupo.

Para los expertos, el deterioro de la rentabilidad de GAP obedeció a la consolidación del aeropuerto jamaiquino de Montego Bay, mientras que a ASUR le benefició la llegada de más turistas extranjeros al país, especialmente a Cancún, así como la fortaleza que muestran sus ingresos comerciales derivada de las remodelaciones en ese puerto aéreo.

Marco Montañez, analista de Vector Casa de Bolsa, refirió que esta expansión en capacidad hace que los pasajeros que salen o entran a los aviones tengan un mayor consumo en los puertos aéreos de ASUR.

Por la forma en que están diseñados los aeropuertos, el pasajero no sale más rápido, cruza espacios comerciales que tienen una oferta atractiva y ahí compra los souvenirs, recuerdos o una botella de agua, con las ampliaciones se trata de que sea más confortable la estancia en el aeropuerto y que eso detone una mayor derrama económica”, expuso.

“ASUR ha invertido de manera constante en mejoras y ampliaciones en los nueve aeropuertos que opera, unos 16 mil 500 millones de pesos.

Lo anterior se ha traducido en que las instalaciones de edificios terminales han crecido más de cuatro veces desde que iniciamos operaciones en Veracruz, más de tres veces en Villahermosa, Oaxaca y Huatulco, y dos veces en Cozumel y Mérida”, explicó Chico Pardo hace casi un año cuando inauguró la Terminal 3 del Aeropuerto de Cancún, señala El Financiero.

 Dicha terminal pasó de una capacidad de 6 millones a 10 millones de pasajeros anuales. Al cierre del año pasado reportó importantes crecimientos, como se informó en NITU.mx(Asur sube 19% flujo por más pasaje e ingresos comerciales en el 4T16).

Volaris VivaAerobus

La aerolínea que encabeza Enrique Beltranena en México, Volaris, solicitó al Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT), que le transfiera el slot que podría quedar libre en el aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York (JFK), pues la aerolínea  VivaAerobus quiere intercambiar uno de los dos que recibió en esta terminal para poder volar a Los Ángeles. Ambas aerolíneas incrementaron su flujo de viajeros el año pasado, como se dijo en NITU.mx. (VivaAerobus y Volaris impulsan 12.5 por ciento viajeros aéreos en 2016).

En un comentario realizado en el expediente de la alianza Aeroméxico-Delta, la aerolínea se dijo satisfecha con los slots asignados por el DOT, tanto en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) como en JFK, para operar nuevos vuelos transfronterizos en 2017 y 2018.

También pidió al DOT que si piensa cumplir con el cambio solicitado por VivaAerobus, les otorgue el par de slots que les permitiría operar servicios diarios entre Cancún y Nueva York para el verano de 2018.

Cabe recordar que, en su decisión preliminar, el DOT argumentó haber dado prioridad a las solicitudes de slots entre MEX-JFK por ser esta una ruta clave para la competitividad en el mercado transfronterizo.

En tanto las aerolíneas Southwest y JetBlue se mostraron contentas con el DOT por los slots asignados, sin embargo pidieron conocer los resultados para poder implementar las rutas de acuerdo a sus planes.

Por su parte, Interjet sólo pudo ingresar solicitudes de slots en el aeropuerto JFK, pues el regulador la excluyó de participar en el proceso de reasignación de horarios en México. La aerolínea urgió al organismo reconsiderar su postura, y se dijo lista para enviar en cualquier momento su propuesta para implementar servicios transfronterizos que abonen a la disciplina de competencia que persigue el DOT, al haber otorgado su aprobación a la alianza Aeroméxico-Delta.

volaris trump

La incertidumbre económica generada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sumado al incremento en el valor del dólar y el petróleo, generó que Volaris tuviera que reducir de 23 a 17 por ciento su estimado en crecimiento en su oferta de asientos en 2017, dijo Enrique Beltranena, director general de la aerolínea.

En conferencia por su undécimo aniversario, el directivo destacó que en febrero tuvieron una reducción en la demanda de boletos de avión, por lo que reducirán entre 5 y 6 por ciento la capacidad de la aerolínea en el segundo trimestre del año, recortando frecuencias en siete vuelos y eliminando una ruta.

“En las primeras semanas (de febrero) vimos que las rutas no iban a crecer, por lo que tenemos que administrar la capacidad de la empresa… Una medida de este tamaño no la tomábamos desde 2014, cuando entró la reforma fiscal”, explicó.

Las rutas que van a reducir frecuencias son Dallas-Monterrey, Fort Lauderdale (California)-Guadalajara, Fort Lauderdale-México, Chihuahua-Monterrey, Guadalajara-Reynosa, México-Reynosa, Cancún-Reynosa y Oakland-Tijuana, y desapareció la ruta Durango-México.

“Quiero dejar en claro que seguimos creciendo, quitamos algunas frecuencias, pero seguimos creciendo, sólo reducimos el estimado”, destacó el director general de Volaris.

Actualmente la aerolínea opera 166 rutas a 68 destinos, de los cuales 40 son nacionales, 24 a Estados Unidos y cuatro a Centroamérica. Beltranena dijo que seguirán reforzando destinos con gran tráfico de pasajeros. Apenas hace unos días la aerolínea anunció su nueva ruta a Nueva York. (Volaris inaugura su ruta Ciudad de México – Nueva York)